Últimas noticias de Honoralia

ESTAMOS EN
Reputación Online

5 ‘Tips’ para mejorar y mantener la reputación de tu negocio

Con el aumento exponencial del uso de las redes sociales y de Internet, muchos negocios han tenido que digitalizar su mercado, acudiendo a estos medios para conseguir más clientes y, con ello, muchas más ventas. Pero ¿cómo podemos conseguir una buena reputación online que atraiga a los clientes? Y, aún más importante, ¿cómo mantenerla?

A continuación, te damos algunos consejos para mejorar y mantener la reputación de tu negocio.

Crear una identidad en redes sociales

Las redes sociales han conseguido facilitar la comunicación entre consumidores y empresarios como ningún otro medio ha conseguido. Por ello, es fundamental crear perfiles en las diferentes plataformas sociales (Instagram, Facebook, TikTok, YouTube, etc.).

Estos perfiles generan una confianza en el cliente puesto que crea la apariencia de cercanía, además de permitir un contacto más directo, personalizado e, incluso, satisfactorio. Sobre todo, cuando una solución rápida es lo que buscan la mayoría de los clientes.

Información completa sobre tu negocio

Es esencial publicar ciertos datos. En primer lugar, resulta necesario detallar de una forma atractiva los servicios que presta el negocio o los productos que vende, puesto que esa cantidad de detalles aumenta la confianza en el cliente, motivándolo a adquirir el servicio o producto.

Asimismo, otros datos importantes son la dirección y los métodos de contacto (teléfono y fax). La falta de estos últimos puede generar serias dudas como, por ejemplo, que el negocio directamente no existe o es una estafa. El poder acudir personalmente al local también genera un plus de confianza en el cliente, puesto que sabe que si algo sale mal o bien puede acudir a pedir explicaciones o bien puede llamar y solucionar los problemas que tenga.

Generar contenido positivo

Cuanto más publiques, más audiencia tendrás. Esta frase es la base del posicionamiento online pero no debemos confundir cantidad con calidad. Es necesario publicar de forma constante, siendo lo más recomendable semanalmente como mínimo, pero también debe de ser un contenido de calidad. Debemos pensar que nuestro perfil en Internet es el escaparate de nuestro local y debemos cuidar al detalle todo aquello que publiquemos.

En caso de tratarse de un negocio dedicado a la venta de productos, se pueden publicar fotografías o vídeos de los productos que se ofertan y del local físico, en su caso. Si es un negocio que presta determinados servicios, es tan fácil como publicitar tu servicio al detalle. Es decir, publicar diversos aspectos que hacen especial el servicio que prestas, así como otras cosas que puedan relacionarse con el mismo. Por ejemplo, imaginemos un negocio que preste asistencia técnica a equipos de reprografía. Podríamos destacar no solo la rapidez del servicio, la asistencia 24 horas del negocio y la sustitución temporal durante una posible reparación de la impresora, sino también los nuevos modelos de impresoras, escáneres, etc.

Conseguir reseñas positivas reales

Definitivamente, podemos afirmar que Google My Business actualmente es la fuente a la que más clientes acuden antes de contactar con cualquier negocio, puesto que la confianza es la base de toda relación y las experiencias personales generan confianza. Es más, aquí aparece la idea de “si a todos les ha ido bien, ¿a mi por qué me tiene que salir mal?”.

Por tanto, es muy importante que nuestro negocio tenga cuantas más reseñas positivas para conseguir una media que genere confianza en los potenciales clientes. Para conseguirlo, podemos empezar acudiendo a familiares y amigos para que nos hagan el “favor” de publicar las primeras reseñas. Asimismo, una vez comencemos a tener clientes, es tan fácil como pedirles que, si tienen un poco de tiempo, nos ayuden dejando una reseña en nuestra ficha. Podemos asegurarte que la mayoría no tendrán problema alguno en dejar su reseña.

Responder y comunicarse de una forma clara y respetuosa

Finalmente, pero no menos importante, no debemos olvidar la comunicación con los clientes. No solo tiene que ser clara, rápida y directa, sino también respetuosa, sobre todo cuando nos encontremos con opiniones negativas o críticas. ¡No hay que perder los nervios! En estos casos siempre debemos tomarnos un pequeño tiempo para pensar bien aquello que queremos responder, puesto que nuestra respuesta dice mucho de nosotros y de nuestro negocio de cara a otros posibles clientes.

En este sentido, y como decía el famoso escritor Napoleon Hill, “piensa dos veces antes de hablar, ya que tus palabras e influencia plantarán la semilla del éxito o fracaso en la mente del otro”. Por tanto, es muy importante detenerse, reflexionar y responder de una forma adecuada ante opiniones negativas.

Author

honoralia

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *