Der Oberste Gerichtshof schützt das Recht auf sein eigenes Bild und die Ehre eines Boxers, dessen Bild zur Illustration eines Mordes verwendet wurde.

Der Oberste Gerichtshof schützt das Recht auf sein eigenes Bild und die Ehre eines Boxers, dessen Bild zur Illustration eines Mordes verwendet wurde.

En este artículo vamos a analizar la reciente sentencia del Tribunal Supremo que condena a Mediaset España a indemnizar con 15.000 euros a un boxeador amateur cuya imagen se utilizó sin su consentimiento para ilustrar la noticia de un recluso asesinado a golpes en la cárcel de Soto del Real por otro boxeador apodado “Chato” o “El Nene”. La sentencia considera que se produjo una intromisión ilegítima en el derecho fundamental a la propia imagen y al honor del demandante, al asociarle falsamente con el autor de los hechos delictivos y causarle un grave perjuicio tanto personal como profesional.

Antecedentes del caso

Los hechos se remontan al año 2018, cuando el canal de televisión Cuatro, perteneciente a Mediaset España, emitió en su informativo de mediodía un reportaje sobre el asesinato de un recluso en la cárcel madrileña de Soto del Real, a consecuencia de la paliza propinada por su compañero de celda, que resultó ser un boxeador de muay thai conocido como “Chato” o “El Nene”. Para ilustrar la noticia, el canal de televisión utilizó unas imágenes de un campeonato de boxeo en el que participó el demandante, que nada tenía que ver con el suceso, y que habían sido subidas a la plataforma Youtube por el propio demandante. En el reportaje se mostraba la imagen del demandante durante cuatro segundos, sin pixelar ni difuminar su rostro, y se le identificaba como el boxeador que había cometido el asesinato.

El demandante, al tener conocimiento de la emisión de su imagen, interpuso una demanda contra Mediaset España por la vulneración de sus derechos al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen, solicitando que se eliminara de la serie sus datos de identidad, sus imágenes y todas las referencias relativas a su persona y que se le condenara a una indemnización de 50.000 euros por los daños y perjuicios causados.

Der Oberste Gerichtshof schützt das Recht auf sein eigenes Bild und die Ehre eines Boxers, dessen Bild zur Illustration eines Mordes verwendet wurde.

Proceso judicial

El Juzgado de Primera Instancia nº 6 de L’Hospitalet de Llobregat estimó la demanda y declaró la existencia de una intromisión ilegítima en el derecho al honor y a la propia imagen del demandante por parte de Mediaset España, condenándola a indemnizarle con 50.000 euros, más intereses, así como a reconocer públicamente el error cometido.

Mediaset España recurrió la sentencia ante la Audiencia Provincial de Barcelona, que estimó parcialmente el recurso y redujo la indemnización a 10.000 euros, al considerar que no se había vulnerado el derecho al honor del demandante, sino solo el derecho a la propia imagen. La Audiencia Provincial entendió que la noticia difundida tenía interés general y que la imagen del demandante se había obtenido de una fuente pública como Youtube, por lo que no se había producido una intromisión ilegítima en su honor.

El demandante interpuso un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, alegando que la Audiencia Provincial había infringido los artículos 7.5, 7.6 y 7.7 de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, al no reconocer la vulneración de su derecho al honor, además del derecho a la propia imagen.

Der Oberste Gerichtshof schützt das Recht auf sein eigenes Bild und die Ehre eines Boxers, dessen Bild zur Illustration eines Mordes verwendet wurde.

La sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo acogió el recurso de casación del demandante y revocó la sentencia de la Audiencia Provincial, al considerar que se había producido una intromisión ilegítima tanto en el derecho a la propia imagen como en el derecho al honor del demandante por parte de Mediaset España.

  • La imagen del demandante se utilizó sin su consentimiento para ilustrar una noticia que nada tenía que ver con él, creando una falsa apariencia de que era el autor de un asesinato, lo que supuso un evidente menosprecio y descrédito tanto a nivel personal como profesional.
  • La imagen del demandante no era accesoria, sino que aparecía como protagonista de la información, siendo reconocible sin dificultad y asociándole con el presunto delincuente de forma lógica e inmediata.
  • La imagen del demandante se extrajo de un contexto totalmente ajeno y desvinculado de la noticia, siendo utilizada para unos fines totalmente diferentes y para los que no resultaba necesaria.
Der Oberste Gerichtshof schützt das Recht auf sein eigenes Bild und die Ehre eines Boxers, dessen Bild zur Illustration eines Mordes verwendet wurde.
  • El hecho de que la imagen del demandante se hubiera subido a Youtube no implicaba una renuncia a su derecho a la propia imagen ni una autorización de uso indiscriminado, sino que debía valorarse desde la perspectiva de los usos sociales y el contexto de acceso público a los contenidos.
  • La noticia difundida no tenía una relevancia pública o social que justificara la intromisión en el derecho a la propia imagen y al honor del demandante, ya que no se trataba de un personaje público ni de una cuestión de interés general, sino de un suceso morboso y sensacionalista.
  • La intromisión en el derecho a la propia imagen y al honor del demandante causó un daño moral que debía ser indemnizado de forma adecuada y proporcional, teniendo en cuenta la gravedad de la intromisión, la difusión de la noticia, la audiencia del medio de comunicación y el perjuicio personal y profesional sufrido por el demandante.

Victoria para el boxeador

La sentencia del Tribunal Supremo supone un importante precedente para la protección del derecho a la propia imagen y al honor de las personas que ven vulnerados sus derechos fundamentales por el uso indebido de sus imágenes por parte de los medios de comunicación. La sentencia establece los criterios para realizar un juicio de ponderación entre el derecho a la información y el derecho a la propia imagen y al honor, y fija una indemnización razonable y disuasoria para los casos de intromisión ilegítima. Desde Honoralia, como expertos en gestión de reputación online y derecho al olvido, celebramos esta sentencia y ofrecemos nuestros servicios para ayudar a las personas y empresas que se encuentren en situaciones similares a la del demandante, defendiendo sus derechos y eliminando los contenidos negativos que les perjudiquen en internet.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert

de_DEDeutsch
Unmittelbar online

Und wählen Sie die negativen Inhalte, die Sie entfernen möchten

Chat öffnen
Brauchen Sie Hilfe?
Hallo 👋
Wie können wir Ihnen helfen?