woman-receives-money

Woman receives €2,500 compensation from newspaper for publishing her photo without consent

La publicación de fotografías sin el consentimiento de la persona afectada puede tener serias consecuencias legales. Esto quedó demostrado en el caso de una mujer que fue indemnizada con 2.500 euros después de que su imagen fuera utilizada sin su permiso para ilustrar una noticia sobre la reapertura de las terrazas tras el confinamiento por la COVID-19.

El Caso Judicial

El periódico en cuestión publicó una fotografía de la mujer, tomada y difundida sin su consentimiento, para ilustrar una noticia sobre la reapertura de las terrazas y las restricciones en la hostelería durante la pandemia. La afectada argumentó que esta publicación constituía una invasión ilegítima de sus derechos a la intimidad y a la propia imagen, llevando el caso a los tribunales. Sin embargo, inicialmente, el Juzgado de Primera Instancia desestimó su demanda.

Afortunadamente para la demandante, la Audiencia Provincial de Ourense, en la sentencia 198/2024 del 15 de marzo, revocó esta decisión. El tribunal declaró que el periódico había vulnerado los derechos a la intimidad y a la propia imagen de la mujer. Ordenaron la retirada de la fotografía de la página web del diario, prohibieron su uso en cualquier otro medio y condenaron al periódico a indemnizarla con 2.500 euros por los daños morales causados.

Razones de la Sentencia

El tribunal explicó que la publicación de la fotografía no estaba protegida por el derecho a la libre información del periódico. Detalló que no se cumplía ninguno de los supuestos en los que la imagen de una persona anónima captada en un lugar público puede usarse sin su consentimiento:

  1. Imagen Meramente Accesoria: La persona aparece en la fotografía de manera secundaria e intrascendente.
  2. Participación Principal en el Acontecimiento Noticiable: La persona anónima tiene un papel principal en el evento noticiable, haciendo que su derecho a la imagen ceda frente al derecho a la información.

En este caso, la fotografía mostraba a la mujer como única protagonista, siendo fácilmente identificable. Por lo tanto, no podía considerarse accesoria ni en relación con la información del reportaje. La sentencia subrayó que la imagen no aportaba un elemento informativo de interés público, ya que la noticia sobre la desescalada no requería la publicación de la fotografía de la mujer en primer plano y sin su autorización.

La Audiencia Provincial determinó la indemnización en 2.500 euros, considerando la gravedad menor de la lesión y la difusión limitada de la imagen. Aunque la mujer había solicitado inicialmente 4.000 euros, el tribunal consideró esta cantidad excesiva debido a la naturaleza limitada de la intromisión: una única fotografía que no era reprochable socialmente ni atentaba contra la dignidad de la afectada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish (UK)
Immediate online

And choose which negative content you want to remove

Open chat
Need help?
Hello 👋
How can we help you?