Resolvemos las preguntas frecuentes de nuestros clientes.

Experiencia

Si conoce los enlaces a eliminar, nos lo puede facilitar y los incluimos en el presupuesto que emitiríamos al efecto. En caso de no saber qué enlaces quiere eliminar, nosotros podemos buscar los enlaces a través de nuestro servicio de rastreo.

No, como toda empresa cobramos por nuestros servicios.

No tenemos un precio base por nuestros servicios, analizamos la publicación del cliente en Internet y, en atención a la dificultad del asunto, fijamos un precio de nuestros servicios. De todas formas, si hay que partir de un precio/enlace sería de 70€/enlace, pero nos adaptamos a las necesidades del cliente, pues, cuantos más enlaces más caro podría resultar el servicio, al tener que motivar en nuestros escritos todos y cada uno del contenido de los enlaces, por ello, si se da el caso de muchos enlaces, ajustamos el precio en atención a responsables de las publicaciones.

Sí, como cualquier empresa del ámbito jurídico necesitamos una provisión de fondos para poder hacer frente al pago del profesional asignado del expediente del cliente, pero hay una proporción de la cuantía final que se deja a resultado. Es decir, no cobramos la totalidad de nuestros honorarios si no conseguimos borrar/desindexar toda la información del cliente en Internet.

Por supuesto, nos adaptamos a las necesidades del cliente. Se han concedido fraccionamiento de pagos hasta de 24 mensualidades.

Somos abogados, nuestros trabajos se realizan desde el ámbito jurídico, dado que enviamos reclamaciones extrajudiciales y judiciales partiendo del contenido normativo y jurisprudencial aplicable a la situación de cada cliente.

Con el borrado de la información, conseguimos que la información perjudicial del cliente desaparezca de manera definitiva del portal web; con la desindexación se introducen mecanismos informáticos para que la publicación no sea accesible en los buscadores de internet al introducir el nombre y apellidos del cliente en los buscadores de internet (Google, Bing, Yahoo…); y con la anonimización se cambia de la publicación el nombre y apellidos del cliente por iniciales consiguiendo el mismo objetivo que la desindexación, es decir, que imposibilite la identificación del cliente al realizar consultar por los buscadores de internet.

Si es necesario reclamamos a todos, pero primero intentamos requerir a los responsables de la publicación, pues si la publicación desaparece de la fuente original no será necesario acudir a los buscadores de internet. A Google únicamente acudimos cuando el responsable de la publicación nos deniega la petición o no contesta en el plazo legalmente previsto.

Porque conocemos la ley, es nuestra especialidad, nuestras reclamaciones siempre son fundamentadas en derecho. Todos los trabajos son realizados aplicando la legislación y jurisprudencia vigente del momento.

El plazo legal que tienen los responsables de la publicación y/o cualquier buscador, es de 30 días desde que reciben nuestra petición, pero en la mayoría de las ocasiones ese plazo se reduce. Hemos llegado a eliminar la información en cuestión de horas, así como en pocos días desde la contratación. La media de este despacho está en torno a las 2 semanas.

No, no tienen por qué. Una vez el responsable de la publicación o el buscador acceden a la petición de este despacho, no debería volver a aparecer. En muy pocas ocasiones vuelve a aparecer la misma publicación eliminada/desindexada, pero eso se debe a fallos técnicos del portal web o del mismo buscador.

No deberá Vd. volver a pagar cuantía alguna, siempre y cuando el mismo enlace contratado vuelva a aparecer en el plazo de 12 meses desde la eliminación por parte de los profesionales de esta empresa, dado que se aplica el periodo de garantía reflejado en las condiciones generales de contratación.

Siempre es necesario que el cliente apodere a los profesionales de este despacho para realizar los trabajos contratados, y así poder acreditar ante la representación ante los editores de los portales web o buscadores de Internet. En la fase extrajudicial, bastará una autorización realizada al efecto, y, en caso de tener que demandar judicialmente, sí tendría que aportarnos poderes notariales generales para pleitos.

La reputación es la creencia subjetiva y cualitativa que una persona tiene en una marca, una persona, un servicio u otra entidad. En las personas, la reputación es diferente al carácter. El carácter es un valor intrínseco, pero la reputación es una opinión.

Hoy en día, los resultados de búsqueda son el “intermediario” entre el verdadero carácter de una entidad y cómo se percibe: la reputación.

Los servicios de gestión de la reputación en línea funcionan para mejorar la forma en que los motores de búsqueda reflejan la reputación de las marcas, ya sean personas, empresas u otra cosa.

La reputación es cómo se ve una marca. La gestión de la reputación trabaja para mejorar lo que las personas ven sobre una marca, principalmente en línea. La gestión de la reputación se mejora mediante el contenido de ingeniería, las calificaciones, las reseñas y más. Incluye promover contenido positivo y trabajar para degradar (reducir o eliminar) la visibilidad del contenido negativo. La reputación de una marca puede aplicarse a una persona, empresa, producto, servicio o incluso una entidad política.

Las reseñas se pueden mejorar mejorando los productos, los servicios o la forma en que el servicio al cliente trata los problemas. Si bien este enfoque generalmente funciona para disminuir la cantidad de reseñas negativas, se debe adoptar un enfoque más proactivo para mejorar las reseñas y las calificaciones de estrellas en sitios como Yelp, Google. Honoralia utiliza un enfoque diferente para mejorar las revisiones que difieren de una industria a otra. En algunos casos, se puede adoptar un enfoque de revisión cerrada para examinar a los revisores antes de pedirles que dejen una reseña, para otros no es necesario hacerlo. En cualquier caso, las revisiones mejoran casi el 100% del tiempo. 

Algunos cambios en los resultados de búsqueda, como eliminar una página, pueden ocurrir en solo unos días. Otras formas de gestión de la reputación pueden llevar semanas o incluso años. El tiempo que se tarda en cambiar los resultados de la búsqueda varía según una serie de factores. Por ejemplo, una campaña típica para mejorar las reseñas en línea puede comenzar a dar frutos en solo una semana o dos y continuar dando como resultado mejores reseñas y calificaciones con el tiempo. Pero el tiempo que lleva reducir los resultados de búsqueda de un artículo negativo del El País para una empresa de servicios financieros puede requerir muchos meses. Las campañas en otros idiomas además del español tienen sus propios plazos. Para obtener más información sobre cuánto tiempo se tarda en cambiar Google u otros resultados de búsqueda, llámenos.